miércoles, 4 de mayo de 2016

BERROCAL DEL RUGIDERO Y RUTA ACCESIBLE EN EL PARQUE NATURAL DE CORNALVO

Aprovechando lo bonita que está la Dehesa extremeña estos días de primavera, nos acercamos al Parque Natural de Cornalvo para realizar alguna ruta con los peques.

Al Parque se llega desde la autovía A-5, en la salida de Trujillanos, a 10 kms. de la ciudad de Mérida. Hay que seguir los carteles indicativos hasta llegar al Centro de Interpretación, que recomiendo visitar, puesto que además de disponer del mapa del Parque y de la información de las rutas, también tiene varias salas con preciosas maquetas interactivas (los peques pueden pulsar el botón y suena el animal representado) y proyecciones.




En esta ocasión decidimos hacer dos rutas:
  • Berrocal del Rugidero: 1,5 km.
  • Tramo de accesibilidad total, hasta la cola del embalse de Cornalvo: 2 kms.
Para cualquiera de las rutas, recomiendo dejar el coche en el aparcamiento de El Mentidero, situado a unos 10 kms. del centro de interpretación (dirección embalse de las Muelas) por la carretera que atraviesa el Parque.

Siguiendo el cartel, comenzamos la ruta del Berrocal del Rugidero por un paseo suave, siguiendo los carteles indicativos y disfrutando del bonito paisaje de la Dehesa y de las formaciones graníticas al lado del río (si se realiza solamente esta ruta, se puede dejar el coche unos 300 metros más adelante del aparcamiento mencionado, en otro aparcamiento para 5 coches).

En este camino, en el que no se puede llevar carrito, debemos estar pendientes de los peques, ya que hay partes en las que la senda es estrecha y las piedras pueden resbalar.

El paisaje es muy bonito y durante la ruta se atraviesa un pequeño puente, con lo que los peques van muy entretenidos. Además en el Centro de Interpretación habíamos visto que podría haber galápagos por la zona e íbamos pendientes de verlos, aunque ese día estaban bien escondidos.



La ruta es corta, poco más de media hora la ida. El tramo final presenta unas escaleras, realizadas en el mismo camino y hay un cartel de FIN DE RUTA. 



El nombre del rugidero se debe al sonido que realiza el agua al pasar entre las rocas de granito. En esta última parte, en las rocas hay unas cuerdas para agarrarse para escuchar mejor el ruido, no recomendable para peques, y acceder a ver las oquedades que ha hecho el agua.





Los peques prefirieron tirar piedrecitas a la charca que había en este final de ruta y pasar un rato entretenidos.




Tras volver por nuestros pasos, decidimos realizar también la ruta del tramo de accesibilidad total, que va hasta la cola del embalse de Cornalvo. A esta ruta, que parte también del aparcamiento de El Mentidero, se puede acceder con carrito, bicicleta o silla de ruedas.


No tiene ninguna dificultad y se va paseando por un bonito sendero por la Dehesa. Necesario llevar gorras, agua y protector solar, ya que las sombras de las encinas que hay alrededor no llegan a dar sombra al camino. Por ello, se recomienda realizarla en primavera y otoño.



Preciosa la flora que puedes ver por el camino, desde orquídeas hasta la famosa jara pringosa y otras flores. Con los peques, se puede jugar a ver quién encuentra alguna de las flores que previamente habíamos visto en carteles en el Centro de Interpretación, para amenizarles un poco el camino.

Tras llegar al embalse, durante casi 1 hora andando, decidimos comer allí, aunque no hay merenderos de ningún tipo. Los peques pueden llevarse prismáticos para ver las aves acuáticas del embalse o los milanos que sobrevuelan la zona. 




Si no se desea hacer esta ruta, otra opción es comer en los dos lugares con merenderos que hay en el Parque, uno de ellos justo al lado del Centro de Interpretación.

Estas han sido nuestras dos rutas, que puedes realizar para pasar un día entretenido de campo y que los peques disfruten de la naturaleza. ¡Espero que te hayan gustado!

Información de interés:
  • Distancia desde Badajoz: 83 kms.
  • Distancia desde Cáceres: 89 kms.