jueves, 1 de diciembre de 2016

RUTA POR LA SIERRA DE GATA: DE TREVEJO A VILLAMIEL

En la Sierra de Gata, al norte de Cáceres,  hay muchas rutas para disfrutar de los pueblos y paisajes de esta zona tan bonita, tanto para hacerlas por libre como organizadas, de senderismo o en vehículo 4x4.

En esta ocasión, decidimos realizar una de estas rutas de senderismo guiadas que partía del pueblo de Trevejo e iba hasta Villamiel, para volver de nuevo a Trevejo por otro camino diferente, organizada por Nacho de apartamentos rurales A Fala.

Es una ruta circular que puede realizarse con los peques (a partir de 4 ó 5 años) de unos 4 kilómetros en total y dificultad media-baja, durante la que se aprecian unas preciosas vistas de la Sierra de Gata y se disfruta de los bosques de robles y castaños, que en esta época están espectaculares.

Al llegar a la aldea de Trevejo, se puede dejar el coche en el aparcamiento que hay en la entrada. Esta bonita aldea, en la que tan solo viven 13 personas, tiene los restos de un castillo del siglo XV, construido sobre una antigua fortaleza musulmana.


Antes de iniciar la ruta, nos acercamos a ver los alrededores del castillo, declarado bien de interés cultural. Allí podemos observar unas curiosas tumbas antropomorfas, talladas en la roca, y el bonito campanario de la iglesia. Además hay unas vistas geniales sobre el pueblo de Trevejo y toda la sierra. La visita al interior la dejamos para la vuelta de la excursión, pero advertir que hay que tener cuidado con los niños ya que está en ruinas y el acceso no es fácil.
 

La ruta parte del mismo aparcamiento por un camino que tiene un cartel que indica la ruta de Trevejo a Cilleros por el GR-10 e intentaré explicarla lo mejor posible, aunque es más intuitiva y fácil cuando la realizas. Siguiendo este sendero, se va caminando durante unos metros por este cerrillo hasta llegar a la carretera (por la que subimos con el coche).


Vamos unos metros por esta carretera bajando hasta encontrar una pista a la derecha, que se bifurca en dos, nosotros escogeremos la que sigue recta hacia arriba (y dejamos la de la derecha).

Comienza ahora una subida constante por la pista asfaltada, dejando a nuestras espaldas unas bonitas vistas del castillo de Trevejo y rodeados de robles.


La pista finaliza en unas construcciones que nos indican que vamos por el camino correcto y a partir de las cuales, la pista deja de estar asfaltada para convertirse en un camino de tierra.




Este camino de tierra es más relajado, con bajada en ocasiones, rodeado de robles y castaños y durante el que podemos ver animales, como vacas o caballos, que hicieron la delicia de los peques.


Llegamos por este camino a un claro, en el que podemos ver que se encuentra señalizado el "Campamento Cáritas". Se inicia a continuación una calzada empedrada entre castaños y pinos, en dónde vemos ahora el castillo de Trevejo a nuestra izquierda.


Finalizada la calzada de piedra, continuamos por una pista de tierra, con explotaciones ganaderas y agrícolas a nuestro lado que finaliza en la carretera, que habrá que cruzar, para continuar bajando hasta la población de Villamiel.


Los peques lo pasaron muy bien recogiendo alguna castaña del camino y viendo las cabritas que salían a nuestro encuentro.


Continuamos por esta pequeña población, pasando al lado de la iglesia, para iniciar el regreso a Trevejo tomando una calzada empedrada que sale a la derecha con una bajada, rodeada de fincas de olivos, viñas, castaños y robles. La calzada nos lleva hasta un pequeño puente que atraviesa el arroyo de Los Lagares y dónde comienza una fuerte subida para llegar de nuevo a la carretera.


La cruzamos y tomamos el camino de la derecha (señalizado con GR-10) para llegar a Trevejo y alcanzar nuestro objetivo.


En esta ruta organizada, en la que los peques lo pasaron muy bien con otros niños que conocieron, había bebida esperándonos a la llegada y paella para todos. Además más tarde procedieron a sortear regalos de productos típicos de la zona entre los participantes de la ruta, cuya inscripción nos costó 10 euros.


Muchas gracias a Nacho de apartamentos A Fala de Trevejo por acordarse de mi para realizar esta ruta guiada. En primavera, volverán a organizar nuevas rutas por esta zona y te animo a participar para pasar un bonito día en familia. Puedes informarte en la página de Facebook de Senderismo Sierra de Gata.


SAN MARTÍN DE TREVEJO

La Sierra de Gata cuenta con muchos pueblos que merecen una visita y la noche antes a la excursión estuvimos en San Martín de Trevejo, en dónde se habla la curiosa lengua "A fala", típica de esta población, de Eljas y de Valverde del Fresno y que es una mezcla de gallego y portugués. 


Por las calles de San Martín de Trevejo discurre el agua a través de unos canales, llamadas "regateras", que a los peques les encantó y disfrutaron saltando de un lado a otro.


Además San Martín de Trevejo es Conjunto Histórico Artístico y en su Plaza Mayor podemos ver unos bonitos soportales, además de una fuente del año 1888, el Ayuntamiento, la casa del Comendador y la torre del campanario. 




Recomiendo una visita a este pueblo tan peculiar, en dónde parece que el tiempo se ha detenido y en el que pasear por sus calles es encantador. 


En la Sierra de Gata, también son merecedores de una visita los pueblos de Eljas, Valverde del Fresno, Hoyos, Acebo, Perales del Puerto, Villasbuenas de Gata, el pueblo de Gata y Robledillo de Gata, al cual le dediqué un post que puedes leer AQUÍ.



DÓNDE DORMIR EN SIERRA DE GATA

En relación con el alojamiento, hay multitud de opciones por esta zona.
 
Nosotros pasamos una noche en el hotel rural "A Velha Fabrica", en Valverde del Fresno.


El sitio es precioso y está bien situado para conocer la zona. Era una antigua fábrica de mantas que ha sido rehabilitada de forma espectacular, conservando sus paredes de piedra y respetando los espacios amplios, además de contar con una decoración rústica encantadora.


Dispone de dos edificios principales, uno en el que se ubica la recepción, habitaciones y la zona de restaurante y salón social con el bar y otro en el que hay habitaciones tipo apartamentos, en dónde nos alojamos nosotros.


Nos dieron una habitación enorme con dos pisos, en la que los mayores dormimos arriba y los peques abajo, para evitar problemas con las escaleras.




El acogedor restaurante tiene una decoración muy cuidada y aprovechamos para cenar allí un menú de 18 euros, de buena calidad.


También tiene una zona de columpios y una bonita piscina, que en verano tiene que ser una delicia.


En definitiva, una muy buena opción para alojarse en esta zona con niños, ya que cuenta con espacios amplios, en los que podrán disfrutar.


También son buenas propuestas de alojamiento para ir con peques los "Apartamentos rurales A Fala" en Trevejo y la casa rural "El Pilar" en Acebo.
 
Espero que te haya gustado esta ruta y te animes a ir a conocer esta maravillosa zona de la Sierra de Gata, que tiene muchos pueblos preciosos y unos paisajes que recordarás.

Información de interés:
  • Distancia desde Badajoz a Trevejo: 202 kms


  • Distancia desde Cáceres a Trevejo: 113 kms

No hay comentarios:

Publicar un comentario