miércoles, 29 de abril de 2015

CUEVAS DE FUENTES DE LEÓN, MONUMENTO NATURAL


El pasado fin de semana fuimos a conocer las preciosas Cuevas de Fuentes de León, en la provincia de Badajoz (en el límite con Huelva), que son Monumento Natural desde el año 2001.

Lo primero que hay que hacer para ir a conocer estas cuevas es llamar al teléfono 924724174 y concertar cita, ya que tiene limitada las visitas a un número pequeño de visitantes al día. Si quieres visitarlas un día de diario no tendrás que esperar mucho pero para los fines de semana la cita puede ser para dentro de tres o cuatro semanas.

El día de la visita nos levantamos tempranito ya que había que estar en la Oficina de Turismo de Fuentes de León de 10:00 a 10:30 para recoger las entradas, que tienen un precio simbólico de 2 euros por adulto y 1 euro por niño, siendo gratuita para los menores de 8 años. Una vez pagadas, a las 10:45 se sale desde la misma oficina a las Cuevas en coche detrás del guía de la visita.

Las Cuevas están a pocos kilómetros en un entorno precioso, en una Dehesa extremeña que en esta época del año está espectacular con la explosión de la primavera. Llegamos al Centro de Recepción de Visitantes, en el que a los adultos nos proporcionaron un casco y nos dispusimos a realizar la visita a tres de las cinco cuevas que conforman este Monumento Natural.
 


Comenzamos el recorrido a la primera cueva llamada “Cueva Los Postes” con un agradable sorpresa al iniciar el camino, ya que al empezar a caminar  a la cueva se encuentra “El Jardín de las Rocas”, una exposición de diferentes tipos de rocas que se encuentra a un lado del camino y que hacía muy amena la subida a la Cueva. Además de poder empezar ya a observar la variedad de flora de la zona, mucha de ella con un cartel informativo.
 


         La “Cueva Los Postes” es muy bonita y es uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de Extremadura, según nos contó de forma muy amena la guía (que se llamaba Marisa y a la que le agradezco el trato encantador que tuvo con los peques). Además la Cueva sigue en estudio y se han hecho hallazgos muy importantes (en 2012 se encontró un fósil de una falange de un neandertal de 200.000 años y ello ha motivado que el director de las investigaciones de Atapuerca, Juan Luis Arsuaga, haya firmado un acuerdo para impulsar la investigación en esta zona), algunos de ellos se encuentran expuestos en el Museo Arqueológico de Badajoz, aunque se están realizando inversiones para crear un Museo en el pueblo. Dentro de las cuevas no se pueden realizar ni fotos ni vídeos, pero la siguiente imagen está tomada desde la puerta antes de entrar (y antes de que nos dijeran que no se podía fotografiar).
 


Tras la visita a esta Cueva salimos de nuevo al campo y continuamos ascendiendo, por un bonito camino con unas vistas preciosas de la Dehesa,  para ir a conocer la siguiente Cueva llamada “Masero” (La Joya de la Corona), que es la más espectacular y en la que se pueden ver muchas formaciones diferentes como estalactitas, estalagmitas, columnas, coladas, velos…Además cuenta con una sala en la que hay una luz ultravioleta que produce un ambiente especial, la guía lo explicaba todo genial y estaba pendiente de que los niños no se aburrieran, haciéndoles participar con sus preguntas de la visita e incluso proponiéndoles hacer “magia” con la luz.
 


La visita, que duró cerca de 3 horas, continuó andando unos 800 metros a la última de las Cuevas que pudimos visitar denominada “Cueva del Agua” (La catedral acuática). El camino hasta allí se hizo ameno al lado de un arroyo y observando flores como la Rosa de Alejandría, Orquídeas, Amapolas o Borrajas.
 




     La Cueva del Agua tiene un pequeño microclima antes de su entrada, en el que hay mucha vegetación siempre verde y una higuera muy bonita. Es la que tiene el acceso un poco más complicado por lo que hay que agacharse en la entrada. En ella se puede ver una gruta en la que viven murciélagos (que dan vueltas por allí pero son totalmente inofensivos e hicieron las delicias de los niños) y un lago muy bonito.
 

Tras la visita volvimos al Centro de Recepción a dejar los cascos y a los peques les dieron un cuadernillo didáctico y una careta de murciélago que les gustó mucho.

Para la comida, hay merenderos al lado del Centro de Recepción para comer allí de bocatas y también allí hay un bar restaurante con hamburguesas o montaditos de lomo para niños y serranitos, raciones de carne o platos combinados para los mayores, de precio razonable y calidad media.
 

Comentar que el sábado 23 de mayo sale la última de las rutas en TREN TURÍSTICO por Extremadura de esta primavera y que va desde Mérida a Fregenal de la Sierra y Fuentes de León, con visita a las cuevas, aunque supongo que será una visita más rápida y no tan exhaustiva como si se hace en pequeños grupos. El precio por adulto es de 40 euros y por menores de 14 años 20 euros y se pueden comprar desde aquí.

Por último, te aconsejo que si llevas un bebé que vaya en una mochila porteadora, llevar ropa y calzado cómodo y decirte que como se entra a las Cuevas (que no son muy grandes) y se vuelve a salir por el mismo sitio pues no hay problema de llevar a los peques y en caso de urgencia salirse uno de los padres con ellos fuera, aunque con una guía como Marisa seguro que los peques lo pasan genial.

¡Espero que te haya gustado conocer esta bonita experiencia para realizar con los peques!

Información de interés:

2 comentarios:

  1. ¡Me encantan las cuevas! Me apunto estas para cuando vayamos por esta zona al límite con Huelva :-)
    Qué fotos más bonitas, Sofía. ¡Y qué bien explicado todo! Así da gusto ^_^

    ¡Muchas gracias por descubrirnos estas cuevas!
    ¡Abrazote grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Eva por tu comentario! Me alegra que hayas descubierto estas Cuevas porque son muy bonitas y pienso que se conocen poco.

      Lo de las fotos bonitas no tiene mérito porque el campo está ahora espectacular!

      Un beso!

      Eliminar