domingo, 15 de marzo de 2015

DESFILADERO DEL RÍO RUECAS Y PINTURAS RUPESTRES EN LA CUEVA CHIQUITA


           En Extremadura tenemos un Geoparque (de los ocho que hay en España) ubicado entre las comarcas de Las Villuercas, Los Ibores y La Jara, en el que hay espectaculares paisajes y diversos lugares de interés turístico y geológico denominados geositios.

            Uno de estos geositios es el desfiladero del río Ruecas en el que se puede realizar una ruta perfecta para ir con niños, ya que el nivel de dificultad es bajo y se ve un paisaje precioso, hay merenderos al lado del río y  pinturas rupestres en la denominada Cueva Chiquita o de Álvarez.

             Desde Badajoz, se toma la A5 hasta Miajadas y allí la carretera que va a Logrosán, pasando por Zorita, hasta llegar a Cañamero. Desde Cáceres se va hasta Trujillo y desde allí a Zorita y Cañamero.

            En Cañamero, se deja el coche en las cercanías del Hotel Ruiz, que está señalizado a la entrada del pueblo. Desde ahí se sube un poco y a la izquierda vemos los siguientes paneles indicativos, uno de ellos de inicio de una ruta muy conocida que es la “Ruta de Isabel la Católica” (PR-CC 242).

Tomamos ese camino de cemento, que nos conduce todo recto hasta un molino denominado de Valbellido (hay un cruce un poquito antes al que volvemos luego) y que al parecer conserva la maquinaria original, aunque nosotros no lo pudimos ver por dentro. Aquí hay un área recreativa con merenderos con unas bonitas vistas, al lado de la Laguna del Molino.

Volviendo sobre nuestros pasos unos pocos metros llegamos al cruce que hemos dejado antes y ahora tomamos el camino a la derecha que tiene una buena pendiente (corta) y que está entre eucaliptos y pinos.

Seguimos por la pista de tierra y al llegar a un cruce tomamos una pequeña senda a la derecha que baja hacia el río (a la vuelta volvemos por la pista desde la que se aprecia un paisaje precioso) y una presa que forma la piscina natural en verano.
 
La “Ruta de Isabel la Católica” continúa pasando el río pero nosotros seguimos sin cruzar paralelos al río Ruecas. En esta zona también hay merenderos y barandillas de madera al lado del río.

Tras subir unos escalones de madera que nos llevan de nuevo a la pista que traíamos, llegamos de nuevo a un cruce, por la izquierda se va enseguida a la Cueva Chiquita y por la derecha se va al Charco de la Nutria, muy bonito y con merendero también para disfrutar de la comida al lado del río.

Nosotros decidimos ir primero a ver al Cueva y después comer. La Cueva se trata de un saliente rocoso abierto que está acondicionado con pasarelas y paneles informativos para poder descubrir las pinturas rupestres en las paredes. Los peques lo pasaron genial intentando encontrar al hombre con una lanza o al dragón.


También se divisa desde aquí la presa del embalse Cancho del Fresno, a la que merece acercarse después con el coche.

Después fuimos al Charco de la Nutria, cruzando el río por unas piedras naturales. Es uno de los sitios más bellos de Las Villuercas. Allí comimos en los merenderos y lo pasamos bien tirando piedrecitas al río.

Tengo que decir en este punto que también se puede acceder con coche hasta aquí (por otro camino) por lo que no os extrañéis si aparece gente sólo para comer en este punto vestida de domingo (jeje).

Recomiendo no llevar carrito de bebé en esta ruta y sí mochila porteadora.

Para finalizar la ruta volvemos por nuestros pasos, ahora sin descender al río, apreciando las bonitas vistas de esta zona, aprovechando la sombra de los árboles y admirando el encajonamiento del río Ruecas, hasta llegar de nuevo a la pista cementada.

Tras montarnos en el coche decidimos acercarnos al Centro de Interpretación de la ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves) “Sierra de Villuercas y Valle del Guadarranque” que está a sólo 3 kms., siguiendo los carteles (en este camino hay un cruce que señaliza la Cueva Chiquita que es dónde hemos estado antes, no hay que cogerlo para llegar al ZEPA).
           Aunque estaba cerrado, ya que era por la tarde, pudimos ver el paisaje que se aprecia desde allí. En el Centro se puede realizar una visita gratuita de una hora y cuarto, con explicación de la ZEPA y flora de la zona, las maquetas, los minerales y fósiles y concluyendo la visita con la subida a un observatorio. Abierto de miércoles a domingo de 10:00 a 14:00.

         Siguiendo la carretera se llega hasta el embalse de Cancho del Fresno que cuenta con un precioso entorno.

Después de todo ello, si te quedan fuerzas puedes acercarte a Guadalupe o a Berzocana a conocer el Roble que está allí situado y que es uno de los árboles singulares de Extremadura.

            Por último comentar que en el Blog hay otra entrada dedicada a otro geositio del Geoparque Villuercas Ibores Jara que es la “Mina de Logrosán”.

            ¿Qué te ha parecido esta ruta para los peques?

Información de interés:
  • Distancia desde Badajoz a Cañamero: 167 kms.
  • Distancia desde Cáceres a Cañamero: 107 kms.
  • Centro de Interpretación de la ZEPA “Sierra de Villuercas y Valle del Guadarranque” http://zepavilluercasibores.blogspot.com.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario