jueves, 27 de noviembre de 2014

CASTILLO DE FERIA

            Ahora que ya se están acercando las Navidades, me he acordado de una excursión que realicé con mi familia las pasadas Navidades al castillo de Feria, en la provincia de Badajoz.

            Llegando desde la carretera ya se aprecia la silueta del castillo, dominando todo desde arriba. Nosotros fuimos con el coche a la misma puerta de entrada al castillo, aparcándolo allí, aunque también se puede dejar el coche abajo y subir toda la cuesta andando, pero nosotros con los peques tan pequeños preferimos no hacerlo (y además estaba embarazada).

Atraviesas la puerta y te encuentras dentro de las murallas del castillo y ya se puede admirar las impresionantes vistas que hay en este lugar recorriendo las murallas. También nada más entrar en el recinto, a la derecha hay una construcción que alberga en su interior unos baños que se pueden usar.



Los peques lo pasaron muy bien correteando por allí y viendo la gran torre del castillo, preguntándome si allí hace mucho tiempo vivía una princesa…

            La torre del Homenaje es enorme y domina todo el conjunto. Para acceder al interior de la torre hay que pagar una entrada (4 euros). En su interior alberga un Centro de Interpretación y la subida a la terraza, aunque nosotros decidimos no subir porque los niños eran muy pequeños y había que subir muchos escalones. Las vistas desde arriba deben ser espectaculares, aunque desde abajo también se aprecia bien.

 
           Después de visitar el castillo fuimos a dar una vueltecita por el pueblo y a ver la iglesia.

Nosotros este día terminamos pronto la visita y decidimos volver a comer a Badajoz pero una buena opción es comer en cualquier mesón del pueblo o acercarse a Zafra puesto que está solo a 20 kms y, además de comer allí, ver esa bonita localidad, a la que otro día dedicaré una entrada en mi blog.

            Antes de ir a conocer este bonito castillo, hay que consultar el horario de visita, que cuando fuimos nosotros era de 11 a 14 horas y de 16 a 18, de martes a domingo; en verano, por las tardes es de 18 a 20 horas.

            Es importante tener en cuenta que del 1 al 3 de mayo tiene lugar en Feria una fiesta declarada de interés turístico de Extremadura, que se denomina “La Santa Cruz”.

            Cualquier comentario o aportación será, como siempre, bienvenido.

Información de interés:

Distancia desde Badajoz a Feria: 59 kms.
Feria: www.feria.es y en Facebook se encuentra la Oficina de Turismo de Feria en https://www.facebook.com/O.T.Feria?fref=ts

lunes, 24 de noviembre de 2014

PARQUE DE OCIO TESOROS PIRATAS EN BADAJOZ

          En Badajoz, hay muchos sitios para celebrar cumpleaños o simplemente ir con los peques a pasar un buen rato. Hoy voy a hablaros de uno de ellos: Tesoros Piratas.
          Se encuentra en la carretera de Badajoz a Madrid y son 2.200 metros cuadrados dedicados a zona de ocio para los peques y cafetería, ambientado en un estilo pirata. Es uno de los más grandes de España de este tipo.

Hace poco han realizado una ampliación y ahora disponen de más atracciones y también de más metros dedicado a la cafetería, en la que hay una pantalla gigante de televisión para que los padres más futboleros no se aburran.
Las atracciones son básicamente:
  • Zona de bolas dedicada a los más peques, con una jaula de globos, triciclos y pequeños toboganes…además de contar con unas mesas para poder dibujar o hacer construcciones. Ah y un pequeño castillo hinchable.
  • Castillos hinchables, uno con forma de barco pirata y otro grande.
  • Unos grandes toboganes, en los que para subir hay que pasar por un gran laberinto.
  • Mini campo de fútbol.
  • Karaoke, para los peques cantantes.
  • Maquillaje, que tiene un horario determinado.
  • Una tirolina, que suele estar muy solicitada y que, en caso de celebrar allí el cumple, avisan por megafonía para que los invitados del cumple se suban los primeros.
  • Videoconsolas y simuladores de fórmula Uno.
  • Un volcán, que es la nueva atracción de la ampliación, que es muy alto y tienen que subir en plan rocódromo para luego tirarse por un tobogán cerrado…aunque hay colchonetas en la parte de abajo, yo lo veo un poco difícil para los niños más pequeños.
Los fines de semana y festivos también tienen un restaurante que se llama “El Galeón”, aunque no puedo opinar de él puesto que no he ido a comer allí.  También organizan eventos como Comuniones en sus instalaciones.
En cuanto al tema de los cumpleaños, hay que ir a reservar la fecha del cumple pagando una pequeña señal que luego descuentan del precio final. Cuando realizas la reserva te dan unas invitaciones para entregar a los peques. Se paga un precio por cada niño que incluye la merienda y, si quieres pagar más, la tarta o si prefieres, puedes llevar tú una tarta. El precio es diferente según sea de lunes a jueves o fin de semana.
Una vez que entran los niños, después de un ratito jugando, les avisan por megafonía y les tienen una mesa asignada para tomar la merienda que consiste en la bebida que elijan, un sándwich, bocadillo pequeño o pizza y unos pocos gusanitos. Además, al final, se lleva cada niño unas chuches cuando entregan los zapatos. Para los padres se puede pedir que reserven una mesa en la cafetería y se puede llevar también para ellos tarta o lo que se considere, excepto las bebidas que son de la cafetería.
También pueden ir colegios. Les llevan en un trenecito desde el cole hasta las instalaciones por lo que lo pasan genial tanto allí como en la ida y la vuelta.

A favor de este tipo de parques se encuentra que los peques lo pasan en grande, sobre todo si ya tienen cierta edad y pueden disfrutar de más actividades.
En contra, desde mi punto de vista, es que los más pequeños, aunque haya monitores, siempre desean estar con los padres por lo que seguramente será mejor que te lleves calcetines para hacer compañía a tu peque. Y otro punto en contra es el ruido que hay en esos sitios al ser tan grandes y haber tanta gente.

Es un buen sitio para celebrar un cumpleaños diferente, si te lo puedes permitir, sobre todo para niños a partir de una cierta edad, aunque hay actividades para todos.

¿Te gusta ir a este tipo de sitios con los peques?

Información de interés

Tesoros Piratas: www.tesorospiratas.com
 

jueves, 20 de noviembre de 2014

PASEANDO ENTRE CASTAÑOS EN EL OTOÑO MÁGICO


            Este pasado fin de semana no me pude resistir a acercarme con los peques a ver el paisaje otoñal del Valle del Ambroz. Los fines de semana de noviembre se celebra una fiesta de interés turístico regional de Extremadura que se denomina el Otoño Mágico y comprende varias actividades en este valle.

            Nosotros básicamente queríamos acercarnos a Hervás, a visitar el pueblo y ver el espectáculo de los diferentes tonos de los árboles en esta época. Así que, tras dos horas desde Badajoz, llegamos a Hervás y aparcamos muy cerca de la oficina de turismo sin problemas. Lo primero fue acercarnos a esta oficina en la que nos explicaron amablemente las zonas del pueblo así como los diferentes museos, aunque con los niños preferimos pasar el día al aire libre.


 

            Tengo que decir que Hervás es un pueblo muy bonito, con rincones preciosos, y que el recorrido por el barrio judío es muy entretenido, aunque si es posible, mejor no llevar carrito de bebé porque hay muchas subidas y bajadas. Nosotros lo llevamos y alguna vez tuvimos que levantarlo para subir escalones. También hay que tener cuidado con los coches ya que las calles son estrechas y hay que estar pendiente de los peques. Hay parques infantiles en los que los niños lo pasarán en grande, al lado de uno de ellos, se encontraban los puestos de las artesanas de Hervás en los que tenían cosas muy originales.
 


            La oferta de restaurantes, mesones, tabernas…es muy amplia, con lo que hay sitios para todos los gustos y para comer de tapas, raciones, menús o a la carta. Nosotros acertamos comiendo en Mesón Casa Luis (calle Subida al Consistorio, 13), un pequeño restaurante con una comida de calidad. Los dos peques comieron un consomé delicioso y una cinta de lomo con patatas fritas muy buena; a mí me encantó un guiso de patatas con setas que pedí de entrante y, de segundo, las carnes a la brasa estaban muy buenas, además de tener unos postres caseros riquísimos. Todo ello no llegó a 80 euros.



            Después de comer fuimos a dar un paseo precioso entre castaños. Cogimos el coche y nos dirigimos al norte del pueblo, dirección valle del Jerte, y aparcamos al lado de la plaza de toros. Allí, al otro lado de la carretera, se inicia una ruta circular de 3 kilómetros andando entre castaños y los niños lo pasaron genial recogiendo castañas y hojas de diferentes colores. No es apta para carritos así que mejor llevar una mochila para el bebé.


            Cerca de la plaza de toros también hay una ermita, que no visitamos, y una zona de merendero (con bancos y mesas de piedra) al lado de una fuente, en la que en un día de sol tiene que ser encantador comer allí.

            Mereció la pena la visita por ver los colores del otoño en los árboles de la zona y conocer el bonito pueblo de Hervás, al que volveremos, en primavera, para disfrutar de alguna de las rutas a pie o en bici que recorren la bonita zona y, en verano, de las piscinas naturales.
            ¿Me recomiendas alguna ruta por la zona?
Información de interés:

Distancia desde Badajoz a Hervás: 204 kms.

Distancia desde Cáceres a Hervás: 116 kms.

Valle del Ambroz: http://visitambroz.com

lunes, 17 de noviembre de 2014

FORTALEZA DE JUROMENHA Y CASTILLO DE ALANDROAL

           Aunque este blog trata de sitios en Extremadura, también voy a incluir alguna ruta por tierras de nuestra vecina Portugal, puesto que tiene muchos lugares bonitos y podemos pasar buenos ratos allí con los peques.

           El último sitio en el que hemos estado ha sido el concejo de Alandroal, que tiene varias cosas interesantes que ver, como la fortaleza de Juromenha, el castillo del propio Alandroal o el Santuario de Nuestra Señora da Boa Nova en Terena.


En primer lugar fuimos a Juromenha, para lo que hay que llegar a Elvas y desde allí, cerca del Parque Municipal, coger la carretera N373, que aunque es un poco estrecha, está en buen estado.
            Juromenha tiene una fortaleza en ruinas que se puede visitar, encontrándose en un alto al lado del río Guadiana y divisándose el lago Alqueva, por lo que las vistas son muy bonitas.



              Antes de irnos de Juromenha, nos acercamos al mirador que hay a unos pocos metros con el coche, en el que se divisa una panorámica de la Fortaleza.



            Después fuimos a Alandroal,  un municipio con un castillo en el que es típico el cocido. Aparcamos al lado del castillo y antes de visitarlo, fuimos a pie al restaurante A María para reservar para comer ya que habíamos leído buenas críticas. Después nos acercamos a la oficina de turismo en la que nos dieron información de la zona.


              El castillo consiste en una plaza empedrada con una iglesia y las murallas alrededor, a las que se puede subir para contemplar una vista generalizada del municipio. Los niños estuvieron por allí correteando y yo entré a ver la iglesia, en la que se estaba celebrando misa, y me pareció bonita.
 

               En cuanto al restaurante, es curioso el interior ya que está decorado como si fuera un patio, aunque es estrecho para ir con el carrito y los niños deben permanecer sentados (tarea imposible por más que los padres intentemos lo contrario...). Pedimos el cocido pero no es especialmente recomendable…si fuera otra vez, pediría otra cosa. A los niños les pedimos unos filetes con unas patatas crujientes que estaban buenos. Los postres muy ricos.

No queríamos irnos de la zona sin ver el Santuario de NªSrªde Boa Nova en Terena, puesto que habíamos visto bonitas fotografías. Llegando a Terena, hay que seguir bien las indicaciones para encontrarlo porque está un poco apartado. Una vez allí, si el Santuario no está abierto, hay una vivienda situada en frente cuyos propietarios poseen las llaves. El interior es bonito aunque lo más destacado, que no se aprecia desde abajo, es la cruz que conforman los tejados que sólo se ve bien en fotografías.

           La vuelta la hicimos desde Alandroal, pasando al lado de Vila Viçosa y cogiendo la carretera nacional (ya que la autovía es de peaje un tramo) en Borba, que está bien pero tienes que pasar por los pueblos, hasta enlazar con la autovía a Badajoz.
Hay muchos otros sitios bonitos en Portugal, ¿me recomiendas visitar alguno?

Información de interés:

Distancia desde Badajoz a Juromenha: 39 kms.

Distancia desde Badajoz a Alandroal: 75 kms.

Distancia desde Juromenha a Alandroal: 24 kms.

Distancia desde Juromenha a Terena: 27 kms.


Restaurante A Maria en Alandroal: www.restauranteamaria.com

jueves, 13 de noviembre de 2014

COMIENDO EN EL CHURRASCO DE SAN PEDRO EN OLIVENZA

          En cualquier día de lluvia, los que tenemos niños sabemos que quedarse en casa es sinónimo de televisión, manualidades o juegos de mesa, en el mejor de los casos…por lo que un buen plan para realizar cualquier sábado o domingo es acercarse a algún sitio a comer, lo que se llama ahora turismo gastronómico.

           Uno de esos sitios está en Olivenza, bonita localidad que también merece una visita. El restaurante se llama "El Churrasco de San Pedro" y es el mismo que estaba hace unos años en Campo Maior (Portugal) y que al parecer conserva los mismos cocineros.



            El restaurante se encuentra entrando en Olivenza en la primera rotonda a la izquierda dirección Valverde de Leganés, después seguimos y lo encontramos a pocos metros dejando a la izquierda unos eucaliptos. Tiene una buena zona de aparcamientos. El interior dispone de mesas de madera con manteles de papel y una decoración rústica.



             La carta es típica portuguesa. De los bacalaos, el mejor es el de la casa, que lo ponen a la brasa en un recipiente de barro con patatas cocidas. También probamos los calamares con nata y los mimos, que se trata de un solomillo envuelto en bacon (para mi gusto estaban un poco secos). La brocheta de rape y gambas y el pollo a la brasa también están bien. Y los postres típicos portugueses caseros estaban buenos. De precio ronda unos 60 euros una pareja con dos niños pequeños, aunque eso depende de lo que pidamos claro está. Por poner una pega, no tienen cambiador de bebés y el servicio es un poco lento. Los fines de semana es aconsejable reservar antes de ir porque puede que se llene.


Lo bueno de este sitio para ir con peques es que disponen de una gran habitación con un parque de bolas y un pequeño castillo hinchable, por lo que ellos se lo pasan genial y los padres disfrutamos de una comida medianamente tranquila.


Cuando el tiempo es bueno, el castillo hinchable lo trasladan a los jardines exteriores, en el que también hay algún balancín para peques.
¿Conoces más restaurantes con parque de bolas o castillos hinchables para peques?
¡¡Buen fin de semana!!
Información de interés

Distancia desde Badajoz a Olivenza: 27 kms.

Teléfono para reservas: 924490871.

Dirección: Crta. Valverde de Leganés s/n en Olivenza


 

lunes, 10 de noviembre de 2014

MINA COSTANAZA DE LOGROSÁN


             A una hora y media desde Badajoz, en el pueblo de Logrosán (provincia de Cáceres), podemos visitar un tramo de una mina de fosforita llamada Costanaza.

            La mina se encuentra bien señalizada, viniendo por la carretera EX-102, a 300 metros de la rotonda que da acceso a la población de Logrosán, a la derecha. Hay aparcamientos para los vehículos y un Centro de Interpretación. Es importante llamar antes para reservar porque las visitas son guiadas y limitadas.

            Nosotros llegamos casi a la hora que teníamos la visita por lo que no entramos en el Centro de Interpretación nada más que para ponernos el casco, aunque después pude ver que se trataba de explicaciones acerca de la mina y su historia. Como dato interesante decir que la mina se explotó desde finales del siglo XIX hasta su cierre en el año 1944 y contaba con 210 metros de profundidad.

            El recorrido empieza allí mismo y, tras cruzar la carretera, se accede a la mina en ascensor. Hay que decir que la bajada es pequeña por lo que no produce claustrofobia ni sensación de agobio en ningún momento. La guía que nos acompañó durante el trayecto daba mucha información sobre la historia de la mina y estaba abierta a preguntas. El tramo que se recorre de la mina es pequeño pero interesante, viéndose los pozos y tramos de arcos de sostenimiento de mampostería de la época. Los peques a los que les gusta el tema de los minerales lo pasarán muy bien y podrán escuchar los sonidos propios de una mina de fondo.


            La salida de la mina por el otro lado es también divertida para los niños ya que se sale en un pequeño tren.

            Después de la experiencia minera, fuimos a comer a un sitio cerca en el que los peques lo pasaron muy bien porque tenía castillo hinchable exterior y animalitos y, como hacía buen tiempo, comimos en las mesas de fuera. El sitio se llama Complejo rural El Prado de Navaltoril y se encuentra en la carretera que va de Logrosán a Cañamero. Para los niños tienen, por ejemplo, hamburguesas o pizzas y para los mayores raciones de precio medio.
            Por último comentar que la mina se encuentra en el Geoparque denominado Villuercas Ibores Jara, declarado recientemente Geoparque Mundial de la Unesco, en el que hay varios itinerarios geológicos para conocerlo, senderos de gran belleza y la espectacular cueva de Castañar de Ibor, con visitas restringidas.

Información de interés

Distancia desde Badajoz a Logrosán: 154 kms.

Distancia desde Cáceres a Logrosán: 94 kms.

Información y reservas de la mina: 927360180 / minasdelogrosan@gmail.com

Complejo rural El Prado de Navaltoril: www.complejoruralelprado.com

Geoparque Villuercas Ibores Jara: www.geoparquevilluercas.es / geoparquevilluercasibores@gmail.com / Teléfonos Información 927157047/682798459 y para Grupos 927223415/927241073


jueves, 6 de noviembre de 2014

ENCINA “LA TERRONA” Y BASÍLICA DE SANTA LUCÍA DEL TRAMPAL


           Empiezo este blog con una excursión realizada con mi familia este mes de octubre que tan buen tiempo nos ha hecho. Decidimos acercarnos a conocer uno de los árboles singulares de Extremadura, la encina “La Terrona” situada en Zarza de Montánchez (Cáceres).

            El viaje desde Badajoz hasta allí es por autovía, salvo los últimos 25 kilómetros. Se llega al pueblo y nada más entrar se coge un camino a la izquierda que no está muy bien indicado…nosotros tuvimos que preguntar y amablemente nos ayudaron. Dejamos el coche al lado de la piscina municipal para iniciar el camino que va hasta la Encina que es de unos dos kilómetros. Es de tierra pero está bien, nosotros llevamos el carrito del bebé. A lo largo del camino se ven muchos animales en las fincas colindantes así como flora representativa de Extremadura y los niños lo pasaron muy bien, aunque si es un día de calor, os recomiendo que os llevéis gorras y agua.
            La encina está en una finca privada a la izquierda. Hay unos bancos de piedra un poco descuidados. Nosotros comimos en plan picnic en el suelo con mucha tranquilidad… La encina es muy bonita, tiene unos 800 años, 16 metros de altura y 7,80 metros de perímetro de tronco. Tiene puestos unos apoyos para su mejor conservación pero aún así se ve grandiosa.

 
            También fuimos ese día a visitar la pequeña basílica de Santa Lucía del Trampal en Alcuéscar, que está a 26 kilómetros de Zarza de Montánchez. La basílica se encuentra bien indicada desde la carretera (está a 5 kms del pueblo) y hay aparcamientos para coches al lado del Centro de Interpretación y la Basílica. En el Centro te ponen un vídeo de 10 minutos con la historia de la Basílica y hay una bonita maqueta. La entrada es gratuita y es conveniente consultar los horarios de apertura (domingos por la tarde y lunes cerrado).

            La basílica es de la época visigoda y no se descubrió hasta el año 1981. Me llamaron la atención los tres ábsides que conforman su cabecera. El entorno es bonito y también se puede comer allí mismo con bocatas, por lo que esta ruta se puede empezar visitando la basílica y comiendo en la encina o viceversa.


                
            No fuimos a visitar Montánchez porque no nos dio tiempo pero nos quedamos con ganas de ir a ver su castillo y degustar su buen jamón.

            Además si vas con niños mayores y quieres disfrutar de un buen paseo puedes consultar la ruta de los molinos que se hace por aquella zona.
            ¿Conoces algún otro árbol singular de Extremadura?
Información de interés:
Distancia desde Badajoz a Zarza de Montánchez: 129 kms.

Distancia desde Zarza de Montánchez a Alcuéscar: 26 kms.

Distancia desde Badajoz a Alcuéscar: 91 km.