sábado, 27 de diciembre de 2014

MONSARAZ

            Monsaraz es un precioso pueblo del Alentejo portugués, que merece ser visitado en cualquier época del año, pero en Navidad tiene un encanto especial puesto que ponen en sus calles figuras de Belén de cartón piedra a tamaño real.
            De Badajoz se encuentra a 95 kms. pasando por Olivenza, Alconchel y Villanueva del Fresno, para cruzar después a Portugal pasando por el río Guadiana. Desde lejos ya se va apreciando Monsaraz, ya que se encuentra en un alto, con unas impresionantes vistas sobre el lago Alqueva. El coche hay que aparcarlo fuera de las murallas del pueblo pero está preparado para el turismo con varias explanadas habilitadas para aparcamiento. El pueblo está empedrado por lo que es mejor no llevar carrito para el bebé, si es posible, aunque yo llevé el mío que tiene las ruedas grandes y no hubo problemas.
            Recomiendo entrar en Monsaraz por la Porta da Vila situada al otro lado del castillo, que dispone de dos torreones. La calle principal se encuentra entrando por esa puerta y girando a la izquierda por una pequeña cuesta. Es un pueblo pequeño, por lo que es mejor recorrerlo con tranquilidad y disfrutar de sus bonitas vistas. Cerca de la entrada, se encuentra la Oficina de Turismo en la que nos darán información del pueblo y de la zona.
           
            Otra cosa que recomiendo ver es la Cisterna, construida entre los siglos XIV y XV para servir al pueblo, que se encuentra, tras una rejilla, al principio en una pequeña calle que sale de la calle principal a la izquierda. Al lado de la Cisterna, se encuentra la Porta do Buraco, que se cree la más antigua de la villa y que es muy bella.   



Me pareció curioso ver en un pueblo tan pequeño dos iglesias. Una es la Iglesia Matriz de Nossa Senhora da Lagoa y en frente se sitúa una más pequeña que es la Iglesia da Misericórida, antiguamente usada de albergue. También se puede visitar pagando 1 euro el Museu do Fresco, que acoge en su interior un "famoso" fresco llamado del Bueno y Malo Juez.
           
           Continuando por su calle principal, nos encontramos con el castillo (y en esta época también el Portal de Belén), en el que destacan las impresionantes vistas desde su torre del Homenaje y el recinto interior en forma de gradas.



           
          A pesar de ser un pueblo pequeño dispone de 8 restaurantes, con su comida típica alentejana, algunos de ellos con unas terrazas con unas vistas estupendas, por lo que se puede comer aquí, aunque no puedo recomendar ninguno puesto que yo estuve allí por la tarde.

           
          Si se dispone de más tiempo, en esta zona se encuentran el Menhir del Outeiro que es uno de los más altos del país y el Menhir de Belhoa. Además de estar situado cerca de Alqueva, en el que se pueden disfrutar de paseos en barco.
Espero que te haya gustado esta propuesta para ir con los peques a conocer otro bello pueblo portugués. Si puedes, acércate hasta el día de Reyes para disfrutar también de su particular Belén y cuando se pone el sol de su bonita iluminación, aunque como ya he comentado es precioso en cualquier época del año.
Información de interés:
Distancia desde Badajoz a Monsaraz: 94 kms.


2 comentarios:

  1. ¡Cómo me gusta Portugal! Si es que las raices tiran ^_^ Pero siempre he encontrado un encanto tan particular en los pueblos portugueses, un toque antaño de humildad. Fíjate que he pasado veces a la vera de Monsaraz pero nunca me he detenido en él. Para la próxima, no se escapa :-D

    ¡Abrazote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que en Portugal podemos encontrar cientos de pueblecitos y rincones bonitos y además lo tenemos a un paso de Extremadura. Me alegra que te haya sido útil la entrada. Felices fiestas Eva!

      Eliminar